Pruebas de EMC: conocer los conceptos básicos y los tipos de pruebas

23/04/2022 09:02

¿Te gusta este post?

Las pruebas de EMC son una parte importante para garantizar la seguridad del producto. Esta publicación de blog analiza los aspectos básicos de las pruebas de EMC y los diferentes tipos de pruebas que se realizan. También brinda algunos consejos sobre cómo mejorar el rendimiento de EMC de su producto.

Tabla de Contenidos

    ¿Qué es la prueba de EMC?

    La prueba de EMC es el proceso de probar productos electrónicos para garantizar que estén protegidos contra interferencias electromagnéticas (EMI). Este tipo de prueba es importante porque asegura que los productos no causen daño a los usuarios o al medio ambiente. También ayuda a garantizar que los productos cumplan con los estándares regulatorios. Las pruebas de EMC se pueden realizar en productos nuevos y existentes. Los nuevos productos deben probarse para garantizar que cumplan con todos los requisitos legales. Los productos existentes deben probarse para garantizar que aún sean seguros y cumplan con las normas.

    Las pruebas de EMC se realizan en una variedad de productos, que incluyen computadoras y periféricos de computadora, productos electrónicos de consumo, equipos médicos, equipos industriales y equipos de telecomunicaciones. Lo siguiente se aplica a cada uno de estos productos: Equipo de prueba de CEM utilizado debe estar diseñado para satisfacer las necesidades específicas de ese producto. Si se prueba un tipo diferente de producto, es posible que sea necesario modificar o reemplazar el equipo de prueba de EMC.

    ¿Cuáles son los diferentes tipos de pruebas de EMC?

    Hay diferentes tipos de pruebas de EMC, a saber, inmunidad, sensibilidad, emisión e interferencia de teléfonos inalámbricos.

    Las pruebas de inmunidad se realizan para evaluar la capacidad de un producto para soportar EMI. Este tipo de prueba es importante porque garantiza que los productos no sufran daños por EMI. Algunos de los factores considerados durante las pruebas de inmunidad incluyen el entorno operativo del producto, el uso previsto y el tipo de amenaza EMC. El entorno operativo del producto incluye la ubicación donde se utilizará el producto, así como las condiciones que estarán presentes. El uso previsto del producto incluye las actividades para las que se utilizará el producto, y el tipo de amenaza EMC incluye las fuentes de EMI que podrían dañar el producto.

    La prueba de sensibilidad se realiza para evaluar la susceptibilidad de un producto a EMI. Este tipo de prueba es importante porque ayuda a garantizar que los productos cumplan con los estándares regulatorios. Para probar la sensibilidad de un producto, el equipo de prueba se utiliza para campo electromagnetico† Luego se coloca el producto en el campo y se monitorea la reacción. La respuesta esperada del producto se compara con la respuesta real y, si hay diferencias, el producto se considera sensible a EMI. De lo contrario, el producto se considera resistente a EMI.

    Las pruebas de emisiones se realizan para evaluar la capacidad de un producto para emitir EMI. Este tipo de prueba es importante porque asegura que los productos no causen daño a los usuarios o al medio ambiente. La prueba de emisiones se realiza utilizando un generador de campo electromagnético y el producto se coloca en el campo. A continuación, se miden las emisiones del producto y, si superan los límites establecidos por las normas reglamentarias, se considera que el producto emite EMI. Si este es el caso, se deben tomar acciones correctivas para limitar las emisiones. La mayoría de las veces, esto implica rediseñar el producto.

    • Interferencias de teléfonos inalámbricos

    Las pruebas de interferencia de teléfonos inalámbricos se realizan para evaluar si un producto puede interferir con los teléfonos inalámbricos. Este tipo de prueba es importante porque ayuda a garantizar que los productos cumplan con los estándares reglamentarios establecidos por la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC)† La prueba de interferencia de teléfonos inalámbricos se realiza utilizando un teléfono inalámbrico y un generador de campo electromagnético. El producto se coloca en el campo y el teléfono inalámbrico se utiliza para realizar llamadas. Si la calidad de la llamada se deteriora, se cree que el producto está interfiriendo con los teléfonos inalámbricos. Se deben tomar medidas correctivas tanto como sea posible para reducir la interferencia, lo que puede incluso incluir el rediseño del producto para garantizar que no cause interferencias en el futuro.

    ¿Cuáles son los beneficios de las pruebas de EMC?

    Hay varias ventajas de las pruebas de EMC, incluidas las siguientes:

    • Garantizar la seguridad del producto
    • Garantizar el cumplimiento de las normas legales
    • Identificar posibles fuentes de interferencia
    • Limitación de interferencia
    • Reducir el riesgo de retiradas de productos

    Cada uno de estos beneficios es importante por derecho propio, y juntos aseguran que los productos sean seguros y cumplan con los estándares. Las pruebas de EMC son una parte esencial del proceso de desarrollo de productos y no deben pasarse por alto. El incumplimiento de las pruebas de EMC puede tener consecuencias graves, como la retirada de productos y la insatisfacción del cliente.

    ¿Cuáles son los desafíos de las pruebas de EMC?

    Hay varios desafíos asociados con las pruebas de EMC, incluidos los siguientes:

    • El alto costo de los equipos de prueba.
    • La necesidad de conocimientos especializados
    • El tiempo que se tarda en ejecutar las pruebas.
    • La dificultad de crear un entorno de prueba realista

    Cualquiera de estos desafíos puede hacer que las pruebas de EMC sean una tarea abrumadora, pero con los recursos y la experiencia adecuados, se pueden superar. Por ejemplo, para reducir el costo de las pruebas de EMC, muchas empresas eligen asociarse con un experimentado y de buena reputación. laboratorio de pruebas† De esta manera, tienen acceso al equipo y la experiencia necesarios sin altos costos. Además, al asociarse con un laboratorio de pruebas, las empresas también pueden ahorrar tiempo aprovechando la experiencia del laboratorio en la realización de pruebas de EMC.

    ¿Cuándo se deben realizar las pruebas de EMC?

    Las pruebas de EMC deben realizarse durante el proceso de desarrollo del producto antes de comercializarlo. Esto garantiza que se identifiquen y limiten las posibles fuentes de interferencia y que el producto cumpla con los estándares legales. Cuando los productos se colocan en el mercado sin pruebas de EMC, existe el riesgo de interferencia, retiradas del producto e insatisfacción del cliente. Esto puede conducir a la pérdida de la reputación de la marca y de los ingresos.

    En resumen, estos son solo algunos de los conceptos básicos cuando se trata de pruebas de EMC. Hay varios tipos de pruebas de EMC, cada uno diseñado para evaluar un aspecto diferente de la capacidad de un producto para funcionar en presencia de interferencias electromagnéticas. Al usar las pruebas de EMC, los fabricantes pueden asegurarse de que sus productos cumplan con los estándares regulatorios y no dañen a los usuarios ni al medio ambiente.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Subir

    Como todas las webs, nosotros también usamos cookies para analizar el trafico y ofrecerte una gran experiencia. Mas info